Seguidores

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Babero para recién nacido

Hola a tod@s, hace un montón que por falta de tiempo no he podido realizar ninguna publicación. Espero poder volver más a menudo con diferentes tutoriales con patrones o con patronaje paso a paso para que podáis realizarlo a medida.

Esta vez vengo con cositas para bebés, dentro de un mes seré tía de un niño que se llamará Jorge y estoy liada haciendo un montón de cositas para él, por lo que estoy aprovechando  para ir haciendo fotos paso a paso, para que incluso las que os estéis iniciando en la costura os resulte sencillo y así os vayáis animando, por lo que comenzaré a publicar desde las cosas más básicas y sencillas, para  posteriormente comenzar con patronaje, modificaciones, técnicas de costura, bordados, vainicas, etc. para la ropita del bebé recién nacido.
Hoy os propongo hacer este babero de primera puesta, es sencillo, el bordado lo hice en un par de tardes y sin correr demasiado. Pero en lugar del bordado si no os apetece hacerlo siempre podéis ponerle un entredós con una cinta en el mismo tono que la puntilla de alrededor o hacerle bodoques, vainicas, etc.


 Para las más avanzadas, no os preocupéis, también os pondré patronaje de modelos actuales para nosotras. Pero para que todas puedan comenzar desde lo más básico y que siempre viene bien  para hacer un regalo para una vecina, una amiga, familia, etc. y poder tener un detallito o una canastilla para nuestro propio bebé, que siempre nos hace muchísima ilusión y además queda muy resultón, pues nos iniciaremos con cositas para el bebé.


El patrón del babero podréis descargarlo pulsando aquí .
Resultado de imagen de boton de descarga en rosa

Materiales:

Si queréis hacer el bordado: 1/4 de tela aida, panamá, lino (se trabaja a 2 cuadritos) o lugana.
Para la parte trasera: 1/4 de tela 

Tela de piqué en blanco, popelín, plumeti de algodón, etc. (para la parte trasera)

Puntilla azul y cinta de raso azul.


 * Tened en cuenta que dependiendo de la tela que compréis el bordado saldrá más o menos grande, la tela Aida 14 y la de panamá son bastante parecidas en cuento al tamaño de los cuadritos de la tela. Os pongo los cuadritos que tiene cada uno en 1 cm. para que os hagáis una idea.

Las más utilizadas para bordar a punto de cruz son las telas Aida 14, 16 y 18 de ventas en mercerías

    - Aida 14: tiene 5,5 cuadritos en 1 cm
    - Aida 16: Tiene 6,2 cuadritos en 1 cm
    - Aida 18: Tiene 7 cuadritos en 1 cm

    La tela lugana es parecida en tamaño a la tela Aida 18.
    El lino 28 (teniendo en cuenta que se cogen siempre 2 cuadritos) es parecida en tamaño a la tela Aida 14, así como la tela panamá
    Y el lino 32 (cogiendo 2 cuadritos) es parecida en tamaño a la tela Aida 16.

Esto significa que si el dibujo tiene 41 cuadritos de alto por 38 cuadritos de ancho el dibujo os quedaría segun las telas de estas proporciones:

              En tela Aida 14, panamá o lino 28 (a 2 cuadritos) : 7,45 cm de alto por 6,9 cm de ancho.
              En tela Aida 16 o lino 32 (a 2 cuadritos): 6,61 cm de alto por 6,12 cm de ancho.
              En tela Aida 18 o lugana: 5,86 cm de alto por 5,42 cm de ancho.

Así os hacéis una idea de como quedará vuestro bordado dependiendo de la tela que compréis o que encontréis en la tienda.



Al final del tutorial os pondré el gráfico por si quisiérais hacer el mismo.
     

Bueno pues empecemos, primeramente dibujamos el patrón que habréis descargado aquí
dejando 1 cm de margen de costura todo alrededor.

Colocamos la puntilla elegida por la parte exterior del babero que hayamos dibujado, la pondremos del revés, es decir, la parte bonita que es la que se verá la pondremos hacia el interior del babero, mirando hacia el cuello, tal y como veis en la foto. La sujetamos con alfileres o con un hilván, eso va a depender de la habilidad que tengáis.


 Dejad siempre un poco de puntilla que sobresalga en los picos del babero para que no quede corto cuando lo cosamos a máquina.
Cosed la puntilla por la parte interior de esta, por donde lo tengo señalando con la tijera.

 Una vez cosida quedaría así y ya podéis cortar el sobrante de la puntilla.
Ahora toca el turno de poner la cinta de raso al babero, la pondremos en cada esquina, justo debajo de la puntilla que hemos puesto.


Las cintas tienen que quedar en la parte interior, si tenéis miedo de pillarlos con la máquina de coser siempre podéis sujetarlos con unos alfileres. Algo así.
Ponemos la parte que irá detrás encima del babero, es decir, con los delanteros de las telas enfrentados, que son las que luego se verán.
Para coserlo, lo mejor es dar la vuelta al babero y se verá por donde hemos cosido la puntilla, así es mucho más sencillo ir por la misma línea que hemos cosido. No olvidemos dejar un trozo sin coser para luego dar la vuelta al babero. Para que se vea por donde hay que coser lo he dibujado con bolígrafo borrable. (El bordado que véis está por la parte del revés)


Cortamos el exceso de tela todo alrededor, excepto donde tenemos que dar la vuelta.
 
Antes de dar la vuelta al babero haremos unos pequeños piquetes en la parte del cuello para que no tire la tela y no nos quede ondulado.
Antes de dar la vuelta yo os recomiendo que metáis los dedos por la abertura que hemos dejado y quitéis los alfileres que tenéis sujetando la cinta del babero para que no os pinchéis al darle la vuelta y ya podemos darle la vuelta por esa abertura.
Solamente nos falta ahora meter hacia adentro la parte que hemos dejado como abertura y la cerraremos con una puntada invisible.

Y ya planchamos y ya tendríamos nuestro babero.

Os pongo el gráfico por si quisiérais bordar a punto de cruz el mismo dibujo.